viernes, noviembre 27, 2009

12 diarios catalanes apoyan el Estatut ante el TC

Publico en este blog una serie de mensajes que he enviado al blog del Sr. Foix en La Vanguardia (Digital) a raíz de la noticia descrita en el titular.

Cuando las personas leemos novelas o vemos películas solemos aliarnos con los "buenos" en actos de empatía dirigida por el escritor. En la vida solemos hacer de igual modo porque abstraernos de los apegos resulta tan difícil como infrecuente. Todos los tenemos, pero tener presente qué grado de responsabilidad ocupamos y nuestras acciones u omisiones en razón a intereses que podemos definir, es un ejercicio de luminiscencia que pueden definir muchos teóricos pero practicar pocos sabios.


Se que es exagerado reclamar sabiduría en una sociedad apegada y materialista hipnotizada por expectativas mediáticas, pero la falta de valentía, coraje y ciertamente algo de sabiduría es la que marcan la ausencia de mapas en la ruta por referencias pobres de pícaros interesados más en manipular que en desarrollar el verdadero altruismo de la política. No vale el escepticismo oral. La realidad muestra como contribuyen los medios en Cat. a que la sociedad virtual sea real.

Sí existen mapas y un lema: "el fin justifica los medios", pudiendo añadir la preposición "a" antes de "los medios". Hoy día 26 de nov. es un día triste para la democracia. Hoy los medios en Cat. reconocen abiertamente lo que se sabía: un partidismo definido y planeado para ejercer una presión sobre las Instituciones sobre cuestiones que se saben deben rebasar la juridicidad para adentrarse en la política populista de los sentimientos en los que no hay reglas más que la manipulación social.

Resulta inconcebible escuchar del sr. Foix citar a Orwell cuando él y a los que representa se erigen en presuntuosos representantes de toda una voz que trata de homogeneizar a una población bombardeada por medios públicos, privados y enseñanza regulada con estrategias definidas hacia un proyecto de ciudadano. Yo no me siento bien ni con él ni con otros en este mundo de bandos, pero prefiero la honestidad de la crispación que la tranquila y farisea calma maquinadora.


Hoy los medios firmantes del manifiesto editorial, especialmente los barceloneses, reconocen implícitamente su partidismo amparándose en la grandilocuencia gentilicia que a lo largo de la historia tanta sangre ha derramado. Aquella que se levanta en momentos de depresión y que calla como Judas en momentos de bonanza cuando existen colonias de ultramar que diezmar.

Los nuevos hombres templados manejan a la chusma sin despeinarse a sabiendas que son gigantescos los molinos que debe batir el Quijote de turno que pretenda desenmascarar la farsa tramada en tantos años. Modulemos los principios para hacerlos favorables y establezcamos las reglas para la población joven que yerma de valores, ceda visceralmente en sus innumerables huecos neuronales la "información" vertida como gran expectativa que debe superar obstáculos.

Hoy se destaopa el ajo y se puede llegar a entender la lógica de los actos. Hoy se puede comprender la nula incidencia mediática de los 11 cargos de la mujer de Montilla mientras los fariseos odan prosa poética con referencias generales que eviten una mirada al frente demostrando que sólo saben vislumbrar de reojo. Hoy se comprende tanto silencio y tanta excusa vacua con distracciones a lo esencial. Los mapas sí están claros y sus creadores tienen GPS propio.

Ya hace años, cuando el alcance de internet resultaba incipiente y mi módem era 56bps escribí al Sr Foix y me respondió por mail. Ahora los mensajes son de cientos en cientos y ya no se miran. Se trata de que pasen rápido sin eliminarlos como la conciencia de los que todavía la conservan en un frasquito. La inteligencia humana pervive por la supervivencia y nuestros cerebros ya buscarán réplica para salir al paso, pero todo esto es una gran mentira y una grandiosa manipulación.

Hoy es un día histórico, como a muchos les gusta emplear en referencias prosaicas de calado popular. Hoy se ha escenificado por fin la cruda realidad desenmascarándose sin rubor ese fin que justifica "a los medios". A partir de hoy todo será distinto. Ya sabemos quienes están a un lado y quiénes a otro de manera oficial. Quienes los ciudadanos que "quieren a Cat" y los exiliados crispadores que no defienden su dignidad como un símbolo que sobrepasa a las personas.


Con Zapatero todo parece posible. El progresismo del nieto parece tumbar sin remilgos cualquier principio que suponga un escollo a un interés definido. Cataluña, como así responde el nombre que tienen sus medios e instituciones, reclama 1000 para obtener 100 a sabiendas que es el momento de sacar tajada. Luego se la repartirán los de siempre y el bucle victimista volverá a rodar para no perder los hilos de las marionetas. La historia no sirve ya que la experiencia no vale en cabeza ajena.